contenido inteligente

Contenido inteligente: cómo crearlo e implementarlo en tu blog o web

La convergencia del SEO y el contenido ha sido una fuerza motriz en la comercialización de los últimos años. 
Según la agencia Manifest, "el 90% de los consumidores piensan que crear contenidos útiles y personalizados ayuda a que las marcas construyan una buena relación con ellos". El porcentaje es tan elevado que no admite duda, el contenido ha dejado de ser una opción, y se ha convertido en una necesidad. Pero, ante unos consumidores y usuarios cada vez más exigentes, no te servirá cualquier contenido, tendrás que crear contenido inteligente

 

¿Qué es el contenido inteligente?

Smart content o contenido inteligente es contenido totalmente personalizado atendiendo a las necesidades e intereses de los usuarios. Este contenido es también conocido como contenido dinámico, puesto que cambia en función de los intereses de los usuarios. 

Imagina que como estrategia para aumentar tu base de datos, ofreces a través de tu web un ebook gratis a cambio de que el usuario deje sus datos. Aquí ya tienes una valiosa información: conoces, a través de la temática del ebook, los intereses concretos del usuario. Entonces, ¿por qué no personalizar el contenido que le mostrarás la próxima vez que visite tu página web?

Pero no necesariamente el usuario debe dejarnos claramente sus preferencias o necesidades. Podemos ofrecerle contenido personalizado en función de muchos aspectos (en función de terminos de búsqueda que introduce en tu web, de su ubicación, etc.). 

Personalizar el contenido nos permite, por lo tanto, ofrecer a los usuarios el contenido más adecuado en función del momento en el que se encuentran en el ciclo de compra. 

Cómo debe ser el contenido inteligente 

Todavía muchos especialistas en marketing tienen dificultades para lograr que su contenido sea consumido por su público objetivo.

Este problema no solo causa una gran frustración en las marcas, sino que exige una gran cantidad de horas de trabajo que parecen desperdiciadas y, además de suponer un gran gasto. Es hora de que los especialistas en marketing adopten un enfoque más inteligente para el marketing de contenidos.

El contenido debe ser:

  1. Detectable: fácil de encontrar
  2. Optimizado: desde el primer momento, cuando se comienza a crear
  3. Rentable: y por lo tanto, medible

Para mejorar el rendimiento del contenido, las marcas deben dejar de producir contenido a diestro y siniestro, sin una estrategia clara y comenzar a producir contenido inteligente: contenido que se adapta mejor a lo que los usuarios quieren leer; y que está preparado para el SERP, para que los usuarios identificados puedan encontrar el material y comprometerse con él.

El contenido inteligente mejora la efectividad y el retorno de la inversión (ROI) del material producido haciéndolo más reconocible y consumible.

Los especialistas en marketing de datos recopilados a partir de la búsqueda pueden proporcionar información invaluable sobre qué público objetivo busca y qué quiere leer. A través de estos datos se pueden identificar tendencias y temas constantemente populares que el público objetivo desee ver incluídas en publicaciones y artículos. Los datos proporcionan información clave sobre la intención del consumidor y los temas que los especialistas en marketing deben producir. 

Cuando el contenido se optimiza para SEOantes de ser publicado en la web, se prepara para buscadores y, por lo tanto, tendrá un rango superior en el SERP desde el momento de la publicación.

Esto mejora su rendimiento general y, como consecuencia, el valor otorgado a la marca. 

Cómo desarrollar e implementar contenido inteligente en tu web o blog

Cuando hablamos de contenido inteligente hablamos de utilizar la inversión destinada a la creación o desarrollo de contenidos y canalizarla hacia una estrategia efectiva y medible; una estrategia basada en datos. 

Este contenido es diferente al que las marcas ya están creando, puesto que se basa en el conocimiento sobre la información y señales que dan los clientes y/o usuarios, en saber cómo interactúan con los contenidos.  

1. Comprende quién 

Antes de lanzarte a crear contenido, asegúrate de saber muy bien a quién irá ditigido. Y es que el contenido inteligente se basa precisamente en eso, elaborar contenido adecuado para el público adecuado en el momento adecuado. 

Para poder aprovechar todo el poder que ofrecen los datos, primero debes saber exactamente a quién quieres orientar tus contenidos. Así, podrás desarrollar los temas que más le interesan. 

2. Busca el "qué"

Ya has identificado a tu público objetivo. Bien. Ahora necesitas saber qué quieren leer. 

Recurre a los datos, analiza y detecta los temas de más interés y las tendencias ascendentes. Empieza por ahí... 

3. Optimiza tus contenidos 

Trabaja el SEO. Desarrolla contenidos 100% optimizados desde la creación. Así, evitarás tener que optimizarlos más tarde y lograrás posicionarlo lo antes posible. 

Dicho en otras palabras, optimizar tus contenidos desde el momento en que comienzas a crearlos aumentará su efectividad e impacto. 

4. Mide, mide y sigue miediendo 

Mide absolutamente todo sobre tu contenido y procura que tus KPIs estén alienados con tus objetivos. 

La medición y el análisis siguen siendo la clave del éxito en el marketing de contenidos. 

Primero, traza tus objetivos (número de visitas, conversiones...). Y luego, define KPIs que te permitan medir el impacto que están generando tus acciones. 

5. Adapta y vuelve a empezar

A medida que vas midiendo, concéntrate en aquellos contenidos con mejor rendimiento, los que te permiten avanzar hacia tus objetivos. 

Contenido inteligente implica mejorar la efectividad y la eficiencia. Por lo tanto, ajusta tus estrategias en función de los resultados...
Las métricas te ayudarán a entender cómo reaccionan los usuarios y/o clientes ante el contenido. Ellos te marcarán en camino a seguir. 

Aquellos contenidos que no generan valor, redúcelos. Y los que funcionan, ¡poténcialos!

6. Necesitarás una herramienta smart content

Y, ¿basta con todo lo anterior? La respuesta es NO. Necesitarás, además, de alguna herramienta específica para esto que te permita implementar el contenido inteligente en tu página web. Ya hay muchas en el mercado, analízalas y escoge la que mejor se adapte a tus necesidades y recursos. 

 

Es hora de comenzar a utilizar toda la información a la que podemos acceder para mejorar la experiencia de los usuarios en nuestra web y con nuestra marca. Como consecuencia, además, veremos aumentar el ratio de conversión. 

 

¿TE HAS QUEDADO CON GANAS DE SABER MÁS SOBRE SEO?

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD SEO Y POSICIONA TU WEB ENTRE LOS PRIMEROS RESULTADOS APLICANDO LAS MEJORES TÉCNICAS Y ESTRATEGIAS.

Aunque nos pondremos muy tristes, podrás darte de baja cuando lo desees.